Mi historia con los videochats porno
TuWeb
Mi historia con los videochats porno
Mis aficiones
Álbum de Fotos
Mi currículum
Mi currículum sin experiencia
Mis enlaces
 
Mi historia con los videochats porno


Hola amigos, este es mi primer post y bueno, lo que vengo a contar me sucedió hace poco y no se que hacer.
En primer lugar debo decir que las cosas que se hacen sean bien o mal no tienen reversa y en general no hay mucho que contar. Déjame contarles que mi nombre es Sara y bueno, mi marido hace mas de tres días encontró en nuestro ordenador un gran historial de visitas a páginas de webcam porno y sexo en general, ya que por lo general suelo entrar a paginas como chateasexo.com.
Cuando él me comunicó esto no sabía que hacer y casi no lo podía ver a la cara de la vergüenza, pero seriamos mojigatos si alguno aquí diría que nunca ha visitado alguna página porno o sitios de chat en línea, así que creo que hoy en día casi todo el mundo lo hace y esto no tiene nada de malo.
chateasexo.com
El mejor sitio de webcam porno para dultos
imagen



Pero saben que fue lo mas curioso? Que al contrario de lo que pensarían los aquí presentes, mi conyugue tomó el fanatismo mío a las webcams de sexo con muhca gracia y en vez de ponerse furioso por hacer este tipo de cosas clandestinamente, se vio muy interesado en saber como funcionaban este tipo de cosas.
Es obvio que ninguno de ustedes me conoce y lo mas seguro es que nunca en sus vidas me vean en persona, soy una mujer tradicional, como cualquiera que puedan ver andando por la calle a la que nunca imaginarían visitando páginas de cibersexo o pornográficas. No se ustedes, pero a mi me gusta las emociones fuertes, cosas que me estremezcan, que me lleven al límite y que sea excitante.
Puede que para ustedes visitar estas páginas no tenga nada de sobrenatural ni extraño pero para una chica para mi que no estaba acostumbrada a este tipo de cosas puede parecer fantástico. Es debido a mi personalidad que nadie hubiera sospechado de mis actividades nocturnas mientras mi pareja dormía y es por eso que pienso que si le hubiera negado visitar estar cosas, él me hubiera creído totalmente. Al principio le estaba un poco confundido, pero cuando le empecé a explicar como funciona el cibersexo y la manera de desinhibirse y conocer extraños sin pudor para el sexo lo tomó muy bien y hasta se entusiasmó.
No era mi intensión que él pensara que mis actividades en línea por la noche lo estuvieran remplazando. El sexo entre los dos es muy intenso y carnal, por lo que me gusta mucho y no pienso desplazarlo por nada ni nadie. Creo que los sitios de webcam sexo me han ayudado mucho por que al conocer tanta gente con diferentes cualidades y atributos aprendo mucho y esto lo puedo aplicar en la cama.
Finalmente como para terminar esta historia, debo admitir que estaba jugando con fuego ya que si mi esposo no se lo hubiera bien, de seguro nuestra relación estaría en graves problemas por lo que mi consejo es que si están en este tipo de actividades es mejor contarlo siempre a vuestras parejas y evitar ser descubierto.

ESCRÍBEME:
Me interesa tu opinión